Adquirir un automóvil usado proporciona ventajas como el precio, el bajo impacto de la depreciación o la rapidez de la compra. Sin embargo, una decisión apresurada, sin tomar en cuenta algunos riesgos, puede traernos una serie de problemas que más vale prevenir.

Por esta razón te entregamos 4 consejos para que la compra de un vehículo seminuevo resulte ser una buena experiencia.

1. Revisa antecedentes del vehículo

Es importante que cuando adquiramos un vehículo usado revisemos sus antecedentes. El Servicio de Registro Civil ofrece certificados de manera online que dan cuenta del historial del vehículo. Así se puede saber la identidad del antiguo propietario, si el auto tuvo accidentes o multas de cualquier tipo.

2. Realiza una inspección visual

Lleva a cabo un chequeo del estado general y condición estética de la cabina y carrocería del vehículo. Evita comprar autos que tengan indicios de choques, presenten fugas de fluidos o cualquier daño visible en el tapizado y los materiales del interior.

Además, es importante comprobar el estado de las luces, los parabrisas, asientos y la nivelación de la puertas.

3. Efectúa una revisión general

Es probable que al momento de realizar la compra desconozcas aspectos técnicos que permitan que el vehículo tenga un rendimiento óptimo mientras seas su dueño. Lo recomendable, es asesorarse con un profesional de confianza que pueda realizar una inspección del estado de las piezas del vehículo.

Si la opción del mecánico no es posible, es bueno que revises componentes como:

  • Motor: que no presente fugas de ningún tipo ni manchas de corrosión.
  • Neumáticos: comprobar que los neumáticos no estén gastados y que no presenten fracturas u hoyos que sean un peligro al momento del manejo.
  • Amortiguadores: esta pieza del vehículo tiene una duración de entre 40 mil y 50 mil kilómetros, por lo que debes estar atento si se encuentran en mal estado o presentan fuga, sobre todo si el auto tiene un kilometraje mayor.
  • Correas: comprueba que las correas de trasmisión no se encuentren gastadas, que presenten grietas o brillos que den a entender que no están en forma óptima.

4. Prueba el vehículo

No hay nada mejor que la experiencia de conducción para saber si el vehículo funciona adecuadamente. Haz un recorrido que te permita conocer el funcionamiento de los frenos, la dirección, la alineación de las ruedas, aceleración, el estado de los pedales y la caja de cambios.

Es importante que ocupes tus sentidos para verificar que no existe ningún sonido extraño que te parezca sospechoso. Y no te olvides de evaluar el correcto funcionamiento del cuadro del panel de control.

Carabineros de Chile recomienda comprar los autos usados en el comercio formal, es decir, en una concesionaria donde sea posible comprobar la procedencia del auto.

En ese sentido, el mejor de los consejos es comprar en nuestra división de usados, ya que contamos con los mejores automóviles del mercado en excelentes condiciones y buenos precios.

Tener un auto propio puede mejorar la calidad de vida. No solo facilita tu transporte diario, sino que también puedes viajar a lugares con mayor comodidad e independencia. Sin embargo, a la hora de comprar un auto muchas personas se ven abrumadas por los métodos de pago de los vehículos y no saben por dónde empezar.

Si bien a simple vista te puede parecer un proceso complejo, acceder al financiamiento de autos es más fácil de lo que parece, sobre todo por las variadas facilidades de pago.

Distintas opciones de financiamiento de autos

Conoce los principales planes de financiamiento y crédito de auto, todos disponibles en Coseche:

1. Autofin

Es una empresa que se dedica al financiamiento automotriz para personas naturales o jurídicas. Cuenta con el respaldo del Fondo de Inversión Privado Frontal Trust y por la Sociedad de Inversiones y Rentas Bilbao S.A.

Además, brindan un servicio eficaz que, a través de la mejor disposición, logran una atención personalizada por lo que responderán cualquier duda. Son una excelente alternativa a considerar, si lo que buscas es un crédito seguro y sin mayores problemas.

Los recursos crediticios están totalmente dirigidos hacia el consumidor por lo que ofrecen una variedad de créditos que se enfocan en tus necesidades: Auto Renuévate, Auto Flexible, Auto Fácil, Auto Plan y Auto YA.

Estos créditos de auto funcionan a través de un mecanismo de garantía que se conoce como prenda. ¿Qué significa? Que el vehículo no se puede vender mientras no se pague la deuda, pero una vez pagado eso es posible.

2. Forum

Esta compañía de financiamiento de autos funciona de manera similar a la anterior. También cuenta con el sistema de prenda y puedes contar con más opciones para elegir el pie que más te conviene.

Poseen 3 principales tipos de financiamiento: la compra inteligente -puedes renovar tu auto nuevo o semi nuevo cada 2 o 3 años-, crédito convencional y la compra instantánea, donde sólo debes presentar tu cédula de identidad.

Otra ventaja es que este tipo de deuda no parece en el sistema financiero y tu crédito -dependiendo del formato- puede ser aprobado en menos de 72 horas, evitándote largas esperas burocráticas para la obtención del financiamiento.

3. Chevy Plan

Es accesible para las personas que deseen adquirir un vehículo de la marca Chevrolet. Con él, pagas una administración de acuerdo con tu plan y no un valor fijo, además tiene un costo de financiación de menor precio. Este crédito de auto es excelente si cuentas con un poco más de presupuesto y eres amante de los autos Chevrolet. Además, obtienes una cuota accesible y después de 24 o 36 meses puedes elegir renovar el vehículo.

 

Acceder a estos financiamientos automotrices no es complicado, la mayoría de las instituciones tienen simulaciones en sus páginas web. Además, puedes dirigirte directamente a  Coseche, para que te expliquen el proceso y así puedas asesorarte con profesionales expertos y recibir un servicio de calidad.

Si tienes un auto nuevo, seguro deseas mantenerlo en óptimas condiciones. En este sentido, el disfrutar de tus viajes tranquilamente, contribuir con la seguridad de quienes viajan contigo o vender tu auto en el futuro, son buenas razones para conocer todo lo necesario sobre el mantenimiento de un auto nuevo.

Por eso, presta especial atención a los siguientes 7 tips:

1. Mantén los neumáticos en buen estado

La vida útil de un neumático depende de varios factores. Uno de ellos es el nivel de presión con el cual conduces. Si está muy inflado su agarre será limitado y menos efectivo en la carretera, provocando incluso que puedas perder el control en curvas o velocidades altas; si esta poco inflado deformarás la llanta y gastarás más combustible ya que el motor trabajará con más fuerza.

2. Vigila los frenos

El sistema de frenos del vehículo se va desgastando gradualmente, por eso es recomendable que lo revise un especialista una vez al año, aunque esto va a depender del tipo de conducción. Si notas ruidos extraños, el auto tarda más de lo habitual en frenar, existen vibraciones o algún comportamiento anormal, no dudes en llevar tu vehículo al servicio mecánico antes de que se produzcan problemas graves.

3. No olvides los amortiguadores

El efecto de un amortiguador se reduce debido a factores como el clima, el kilometraje, la carga del vehículo, entre otras condiciones. El amortiguador no solo permite que tu viaje sea cómodo, sino que el auto responda bien a altas velocidades o en una situación inesperada o riesgosa. Es recomendable que revises el sistema de suspensión cada cuatro años o a unos 60.000 kilómetros de recorrido.

4. Sistema de iluminación en óptimas condiciones

Es esencial que todas las luces funcionen bien, enciendan y apaguen correctamente, pues de lo contrario representa un peligro para ti y otras personas. Comprueba cada mes el funcionamiento de todas ellas: cruce, carretera, freno, intermitentes, antiniebla y marcha atrás. Mantenlas libres de suciedad y barro, y fíjate siempre en su intensidad.

5. Vigila el nivel de aceite

Como bien sabes, el aceite permite que el motor funcione de manera fluida y minimiza el desgaste de sus piezas. En los autos modernos (después del año 2.000) el aceite puede cambiarse entre los 15 mil y 20 mil kilómetros de recorrido.

6. Conduce de manera segura

El mantenimiento de un auto nuevo no depende únicamente del buen estado y funcionamiento de sus distintos componentes, sino también de su conductor. Si tomas en cuenta las leyes de tránsito, y eres un conductor precavido, sereno y prudente conducirás siempre tu vehículo con seguridad y no le exigirás más de lo debido.

7. Identifica tu servicio técnico de confianza

La adquisición de tu auto nuevo debe venir acompañado con un servicio mecánico de calidad en el que puedas realizar todas las tareas de mantenimiento. Hacerlo en un solo lugar te permitirá ganar tiempo y contarás con especialistas que conozcan el histórico completo de mantenimiento y reparaciones realizadas.

 

Estos son algunos de los tips más valiosos que te ayudarán en el mantenimiento de un auto nuevo. Aplícalos cuando sea necesario y disfrutarás de tus viajes con la mayor seguridad posible.

  • icon
  • icon
  • icon
  • icon
  • icon